Búsqueda personalizada

jueves, 20 de noviembre de 2014

Quema la grasa con estos ejercicios


Al igual que el aire que respiras, tu cuerpo necesita ejercicio físico. Los beneficios son múltiples e increíbles. El deporte te permite aumentar el metabolismo y convertir tu cuerpo en una máquina de quemar grasas. El ejercicio desarrolla la musculatura, mejora la forma del cuerpo y tu aspecto general es más firme y tonificado. ¿Te apuntas?

Con este plan de entrenamiento combinarás ejercicios cardiovasculares con pesas. Intercalarás los días, nunca repitiendo lo que hiciste el día anterior. Si empiezas ahora, con tres días a la semana será suficiente. Después ve aumentando a cuatro, hasta que, finalmente, consigas entrenar 5 días a la semana.

Ve al gimnasio en un momento que sea tranquilo, busca una máquina de cardio y haz la siguiente rutina.

5 minutos de cardio a ritmo medio

Puedes elegir la máquina que quieras, incluso puedes ir variando de manera que la primera vuelta del circuito lo realices en una elíptica, la segunda en un remola tercera en la cinta y la cuarta en la bici.

10 sentadillas

Mejor hazlas sin máquina, así te garantizas que no se va a ocupar la máquina mientras estás en otro ejercicio. Acuérdate de bajar bien el culo hasta casi tocar el suelo, de manera que no quede un solo músculo de tus piernas que queden por trabajar.

10 flexiones

Busca un tipo de flexiones que te supongan un reto. Si puedes hacerlas en el suelo sin ayudas mejor, pero, si no puedes hacer ni una, prueba con las rodillas apoyadas en el suelo. Si aun así no puedes, tal vez este circuito es demasiado intenso para ti.

45 segundos de plancha

Desde la misma posición inicial que las flexiones, pero en lugar de apoyarte en las manos, hazlo en los codos. Es un ejercicio estático, lo que quiere decir que no hay movimiento, consiste en mantener la postura durante los 45 segundos. Si no puedes, baja el tiempo a 30, si no aguantas 30, tal vez este circuito es demasiado exigente para ti.

15 fondos en un banco

En un banco de pesas del gimnasio, siéntate en un borde lateral y extiende las piernas delante de ti. Pon tus manos debajo de tus glúteos en el borde del banco y sostén el peso sobre tus manos. Flexiona los codos llevando los glúteos casi al suelo y vuelve a subir. Repite 15 veces.


No olvides el calentamiento, que pueden ser 3-5 minutos en la elíptica y la vuelta a la calma, con unos estiramientos para todo el cuerpo. Repite este circuito completo 4 veces.


Consejos para exprimir la elíptica


La bicicleta elíptica es una de las máquinas de cardio más populares del gimnasio. El movimiento que realiza es una mezcla entre caminar rápido, subir escaleras, y el esquí de fondo. Es muy recomendable para personas con problemas de articulaciones o de espalda, ya que es un ejercicio de movimiento amortiguado, es decir de bajo impacto articular.

Probablemente es la máquina más completa para el trabajo cardiovascular, puesto que puedes repartir los esfuerzos entre las piernas y la ayuda de los brazos. Calcula que se pueden quemar alrededor de 300 calorías en 30 minutos a una intensidad media. Esta cantidad puede aumentar hasta las 700, en el caso de estar 1 hora. Por lo tanto, es un trabajo idóneo para adelgazar. Quemarás calorías a la vez que tonificarás, ¿qué más se puede pedir?. Para que le saques el mayor provecho, te dejo estos cinco consejos:

1. No te olvides de los brazos. Lo bueno de la elíptica es que puedes ayudarte con los brazos para realizar el movimiento, así cuando más cansadas estén la piernas puedes involucrar más los brazos. De esta forma, éstas descansan pero continúa la quema elevada de calorías.

2. Para tonificar el tren inferior, puedes hacer dos ejercicios. Presiona los talones hacia abajo para tonificar glúteos. Si prefieres tonificar cuádriceps, presiona con la punta de los pies. Lo mejor es variar entre estas posturas para repartir el esfuerzo también entre las diferentes partes de las piernas y tonificarlas en todas sus zonas.

3. Para trabajar la zona media. Un buen ejercicio consiste en dejar las manos libres, las podemos colocar sobre las caderas o hacer el movimiento como si estuvieras corriendo. De esta forma, para mantener el equilibrio, toda la fuerza se concentra en la zona abdominal y del torso. Este ejercicio, además de tonificar nuestra zona media, ayuda a adquirir un mayor control del equilibrio; debido a que el movimiento que realizamos es constante y genera un efecto de ingravidez.

4. Es muy efectiva para el trabajo de Hiit; es decir para hacer series. Como puedes hacer fuerza con todo el cuerpo, es mayor el incremento de oxígeno consumido por la musculatura y, por tanto, las pulsaciones se elevan más rápido. Así, puedes hacer un trabajo de series, por ejemplo, de 60 segundos al máximo de resistencia y velocidad y 120 al mínimo de resistencia y a una velocidad de 45-50 vueltas por minuto.

5. Úsala al final de la sesión. Como comentamos, la elíptica mueve mucha musculatura, es decir, consume mucha energía. Si la usas al principio de la sesión tal vez te deje sin fuerzas para el resto de tus ejercicios, si, por el contrario, la utilizas al final, te ayudará a quemar muchas calorías provenientes de la grasa. Eso sí, como calentamiento también es muy válida porque calienta todo el cuerpo a la vez. Puedes hacer un calentamiento de no más de 3-5 minutos con ella antes de empezar tu sesión.



Mark Jordan, a sus 54 años, realiza 4321 dominadas en 24 horas



Pues sí, Mark Jordan batió hace unos días un nuevo récord realizando nada menos que 4321 dominadas en 24 horas. Todavía deben verificar el vídeo que grabó a las 5 am del día 3 de noviembre hasta la 1 am del 4 de noviembre desde Guinness para que se convierta en un récord Guinness oficial.

Sin duda alguna es una hazaña increíble que exige de un gran entrenamiento a lo largo del año. Pero quizá lo más increíble de este reto es que su protagonista tiene nada menos que 54 años, otro ejemplo más de que la edad es tan solo una cifra y que todos podemos estar en forma al igual que Olga Kotelko o Ray Clark.

Cabe destacar que para poder realizar este récord, Mark comentó que lo más importante fue mantener un ritmo asequible y con el que se sentía a gusto durante todas las horas de realización de dicha gesta, ya que, si aumentaba excesivamente el ritmo en un momento determinado, podía pasarle factura impidiendo conseguir dicho reto.

Realizando cuentas, partiendo de un total de 4321 dominadas a lo largo de 21 horas, tenemos una media de 205 dominadas cada hora, entre 3 y 4 dominadas por minuto, una cifra verdaderamente impactante.

Para poder realizar este reto, Mark Jordan se preparó durante un año entero probando distintas estrategias hasta dar con la combinación perfecta que le permitió superar el récord anterior con un extra de 111 dominadas más.

Además de un nuevo récord batido, aquí tenéis otro ejemplo de superación que nos muestra cómo la edad es una simple cifra y si queremos, todos podemos seguir cumpliendo años manteniendo un estado de forma admirable.

Vídeo | Modernpawn


Sprawl, un buen ejercicio para trabajar con el peso corporal



Aunque muchos conocen este ejercicio de sus entrenamientos de CrossFit, la realidad es que no es un movimiento propio de esta disciplina sino que deriva de las artes marciales, pero que resulta muy completo y efectivo para trabajar con el peso corporal. Por eso, hoy te contamos cómo realizar sprawls.

Para comenzar el movimiento debemos colocarnos de pie, con las piernas separadas del ancho de los hombros y las rodillas ligeramente flexionadas. Desde allí, se desciende el cuerpo hasta una posición de squat o sentadilla y colocando las palmas de las manos en el suelo, delante del cuerpo, se extienden las piernas hacia atrás y con un salto se regresan a la posición inicial.

Como se muestra en el vídeo, las rodillas se dirigen hacia afuera y los dedos también, al apoyar las palmas de las manos.

Aunque parece un movimiento muy similar a los burpees, no es el mismo ejercicio, pues durante el sprawl se debe arquear la espalda, no se realiza un salto cuando ya estamos de pie, y las piernas y manos adquieren otra postura.

El sprawl es un movimiento que durante las artes marciales se emplea para evitar el golpe y así, desviar el ataque tirándonos al suelo en ese momento, por ello, podemos imaginar que no están por golpear cuando realizamos el ejercicio.

Con cada sprawl no sólo aceleraremos las pulsaciones y podremos quemar calorías, sino que además, trabajamos piernas, glúteos, lumbares, abdominales y hombros.

Se trata de un buen ejercicio para trabajar con el peso corporal, que podemos realizar sin equipamiento alguno para fortalecer diferentes músculos del cuerpo y al mismo tiempo, conseguir un buen entrenamiento cardiovascular en casa o en donde quiera que estemos. ¿Te animas a probarlo?

Vídeo | Michael Krivka 

Fuente  vitonica.com

Rutina para aumentar pantorrillas

Uno de los problemas con los ejercicios para la pantorrilla, es que el rango de movimientos es muy limitado, pero con un buen entrenamiento y una nutrición adecuada se pueden obtener excelentes resultados.

Asimismo, para llevar a cabo una rutina para las pantorrillas te puede parecer difícil porque quizá los músculos no te respondan tan rápido como los de otras partes del cuerpo.

Es por eso que debes aplicar el concepto mente-cuerpo para aguantar el dolor que un entrenamiento de pantorrilla te puede producir, y tener siempre presente el objetivo para aumentarlas.

De esta manera, unas pantorrillas más fuertes proveerán de mayor vitalidad a tus saltos y te ayudarán a soportar mejor las articulaciones de tus rodillas, además de fortalecer y tonificar tus piernas.

La instructora Ana María te enseña una serie de ejercicios para trabajar las pantorrillas.



Consejos
Si tienes alguna condición física que pudiera impedir o limitar tu capacidad de realizar actividad física, consulta a un médico especialista antes de comenzar a hacer esta rutina
Estira antes y después de cada ejercicio
Para lograr una mayor resistencia, prueba sosteniendo pesos livianos en tus manos, como unas mancuernas. Para mejorar el fortalecimiento y acelerarlo, levanta los pesos en forma más lenta. Esto permitirá que los músculos puedan sostener el esfuerzo durante más tiempo
Comienza en forma lenta y gradual. Si el ejercicio se vuelve doloroso, detenlo de inmediato
Si el ejercicio continúa ocasionando dolor después de cierto tiempo de haber dejado las actividades, consulta a un fisioterapeuta.


Ejercicios para brazos marcados


Uno de los mayores gustos y en parte preocupaciones de los hombres, es tener los brazos fuertes, bien marcados y definidos. Lo mismo sucede para ellas, quienes odian tener los llamados “saleros” o flacidez. Por lo cual, es importante realizar una rutina de ejercicios para brazos efectiva.

Muchas ocasiones no tenemos tiempo para ir al gimnasio a trabajar de manera específica cada uno de los músculos de los brazos con los aparatos y pesas, pero si cuentas con unas mancuernas puedes realizar, incluso en casa, esta efectiva rutina de ejercicios, de acuerdo con el portal esfitness.com:

1. Elevación lateral con mancuernas: Este ejercicio puede hacerse sentado o parado. Si tienes problemas de espalda es mejor hacerlo sentado con la espalda bien apoyada. Realiza 3 series de 15 repeticiones cada una como se muestra en el video:



2. Ejercicio para tríceps: Puede realizarse parado o sentado, con una sola mancuerna o con los dos brazos al mismo tiempo. La zona que debe centrarse la fuerza es la posterior del brazo. Hacer 3 series de 10 repeticiones cada una como en el video:



3. Patada atrás con mancuerna. Este ejercicio es excelente para trabajar el conjunto de tríceps. Para un mejor resultado, puede ejecutarse en serie larga hasta alcanzar la sensación de quemazón. Inspira y realiza una extensión del antebrazo, luego exhala al final del movimiento. Realiza 3 series de 10 repeticiones conforme al video:



Recuerda que no es recomendable hacer todos los ejercicios el primer día, lo ideal es incorporarlos paulatinamente hasta poder hacerlos todos.

Lo mismo aplica para la cantidad de repeticiones, debes comenzar con pocas e ir aumentando hasta llegar a lo que se indica en cada ejercicio. Además, es importante que antes y después de tus rutinas lleves a cabo ejercicios de calentamiento para prevenir lesiones.


¿Por qué ir al “gym” no es tan saludable como piensas?


Hacer ejercicio es una práctica sana que te mantiene alejado de todo tipo de enfermedades, desde las cardiacas, diabetes hasta el sobrepeso y obesidad. Sin embargo, es muy importante dónde lo realizas, ya que de acuerdo con un estudio, ir al gimnasio podría ser contraproducente para tu salud.

En la investigación publicada en el Journal Building and Environment se detalla que el aire de los gimnasios es uno de los más contaminados, por lo que impacta directamente en tu salud.

¡Elige un lugar ventilado!

Los científicos de Holanda y Portugal detallan que los gimnasios que no cuentan con una buena ventilación albergan altas concentraciones de polvo, formaldehido y dióxido de carbono.

Todos estos contaminantes, que se encuentran en grandes cantidades en las esquinas y en lugares encerrados y llenos de gente, favorecen el desarrollo de ataques de asma, así como otros problemas respiratorios en las personas que realizan ejercicio.

Además reducen tu resistencia y generan más fatiga, debido a que el dióxido de carbono afecta el transporte de oxígeno en los glóbulos rojos.

Si en tu gimnasio detectas un olor a químicos (productos de limpieza), polvo o te sientes muy cansado, abre una ventana si es posible y visita al médico para descartar cualquier enfermedad.

Para reducir la exposición a los contaminantes e impulsar tu rendimiento físico, lo mejor es buscar un gimnasio que tenga un óptimo sistema de ventilación o de aire acondicionado limpio. Y tú, ¿cuidas que el lugar donde haces ejercicio esté limpio y cómodo?


Consejos de higiene para acudir al gimnasio


Sin duda, hacer ejercicio es un gran recompensa no sólo para nuestro cuerpo, sino para nuestra mente, pero en ocasiones olvidamos qué hacer cuando estamos realizando alguna actividad física, ya sea en nuestra casa o club social, por eso aquí lo recordamos.

Cuando vaya a iniciar su actividad física, recuerde:

1.- Limpiar la máquina que usa.

2.- Llevar consigo una toalla pequeña para limpiar el sudor que generes por el esfuerzo físico.

3.- Utilizar ropa limpia y cómoda.

4.- Cuando se bañe, usar siempre sandalias.

5.- Si decides ir a un club deportivo o gimnasio, en donde haya vapor o sauna, recuerde sentarse sobre una toalla.

6.- No ponga el cabello que se le cae sobre las paredes del baño.

Recuerde que nuestros hábitos en casa, oficina u otros lugares, hablan mucho de quiénes somos en realidad. ¡Tómelo en cuenta!


lunes, 10 de noviembre de 2014

Ganar peso para aumentar músculo


Una consulta recurrente entre quienes practican culturismo es hasta que punto es conveniente ganar peso para aumentar los músculos o la comúnmente denominada “fase de volumen”.

Existen quienes defiende la idea de aumentar de peso durante una parte del año ayudará al deportista a ganar mayor masa muscular y perder después la grasa acumulada, una teoría que debería aplicarse durante la época de verano.

Sin embargo, existen quienes aseguran que esta metodología no tiene una base científica que la respalde y que ganar peso en exceso puede poner en riesgo la salud, sobre todo porque hay muchos ejemplos de deportistas como gimnastas olímpico o jugadores de rugby que tienen buena musculatura y no hacen uso de este sistema.
La mayoría de los especialistas en nutrición deportiva aseguran que una ingesta desmedida de nutrientes, aún cuando sean de buena calidad y en las proporciones adecuadas, no generará un mayor crecimiento de los músculos, ni tampoco propiciará un mayor rendimiento.

Según estos especialistas no es posible crear masa muscular comiendo en exceso ya que el cuerpo solo utiliza los nutrientes que necesita mientras que el resto no se transformará en masa muscular sino en grasa o retención de líquido, con el agravante que el exceso de peso genera resistencia a la insulina y esta situación a largo plazo en realidad dificulta ganar músculo.

Por otra parte, la resistencia a la insulina provoca una dificultar a la pérdida de grasa y por ello cuando más peso se gane más costará perder los depósitos de grasa. Cuando más peso se gana también es mayor la producción de la enzima llamada aromatasa que convierte la testosterona en estrógenos, sin olvidar los efectos colaterales que pueden causarse.

El sobrepeso afecta además el rendimiento de la tiroides haciendo más difícil perder la grasa acumulada, existiendo estudios específicos que atribuyen al incrementos de la grasa abdominal a la menor conversión de la hormona tiroidea y por ello es importante preservar siempre una correcta función a nivel hormonal.

Cabe recordar también que cuanto menos grasa acumulada en el organismo mejor será su funcionamiento y el aprovechamiento de los nutrientes o lo que es igual, aquellos deportistas con una menor grasa corporal tienen un sistema más efectivo a la hora de almacenar reservas de glucógeno y musculares, regenerar los tejidos dañados por el entrenamiento y almacenar por lo tanto menos grasa.

Por último, tanto el corazón como las articulaciones sufren siempre con el exceso de peso con una característica importante a tener en cuenta que es que a la hora de perder esa grasa será necesario comenzar a correr una actividad de alto impacto a la que son sometidos rodillas, caderas, tobillos y columna que aumentan además el riesgo de padecer lesiones.


Dieta para desarrollar musculatura


Para aumentar la masa muscular no solo es necesario realizar un entrenamiento duro sino también llevar una dieta adecuada que permita subir de peso. Este tipo de plan alimenticio se distingue de otros por ser más denso en calorías ya que el objetivo es ayudar a generar un tejido muscular magro.

Cabe destacar que quienes solo realizan un entrenamiento físico y dejan de lado la implementación de una dieta adecuada por lo general lucharan por años sin poder salir de un círculo vicioso en el que ganarán un par de kilos pero con la misma rapidez los perderán.

Sin embargo, planificar una dieta para aumentar la masa muscular combinándola con el entrenamiento físico no dejará nada al azar y por ello en todo momento será posible conocer que se necesita agregar al menú diario para lograr los resultados que se están buscando y que se resumen en ganar masa muscular.

Un plan de unas cuatro mil calorías será la base para que cualquiera que desee ganar masa muscular y sea muy delgado, suba de peso de forma equilibrada. La dieta para subir de peso y ganar masa muscular debe realizarse por unas dos semanas y si no se ven progresos en ese tiempo pueden duplicarse algunas porciones hasta llegar a la meta fijada.
Este es un ejemplo de una dieta para aumentar la masa muscular

Desayuno – 800 calorías

4 claras de huevo
2 huevos enteros
1 rebanada de pan integral
1 cucharada de mantequilla de maní natural
1 taza de avena
1 naranja

Snack de media mañana – 700 calorías

1 lata de atún al natural escurrido
1 tortilla grande preparada con harina integral
2 cucharadas de mayonesa light
1 plátano mediano
1 taza de leche baja en grasas
12 almendras

Almuerzo – 800 calorías

2 porciones de pechuga de pollo asadas
1 ½ tazas de arroz integral
½ pimiento rojo picado
½ taza de champiñones picados
½ taza de zanahorias picadas
1 cucharada de aceite de oliva

Snack – 700 calorías

1 taza de leche baja en grasas
1 plátano mediano
1 cucharada de mantequilla de maní natural
1 tostada de pan integral

Cena – 800 calorías

1 filete de ternera grande
1 taza de pasta integral
1 cucharada de aceite de oliva
2 tazas de vegetales mixtos picados crudos o cocidos
1 taza de leche baja en grasas
1 taza de moras frescas

Snack – 700 calorías

1 taza de queso cottage
½ taza de avena
2 cucharadas de mantequilla de maní natural


Suplementos Quemagrasas


Muchas personas tienen un concepto erróneo sobre los denominados suplementos quemagrasas ya que piensan que se trata de un producto milagroso que ni bien comienza a consumirse como por arte de magia se comenzará a perder grasa sin ningún esfuerzo.

Lamentablemente, no existen milagros para quemar grasa ni ganar músculo, a pesar que los suplementos quemagrasas son una ayuda dentro de un contexto general que incluye dieta y ejercicio físico habitual, sobre todo porque la mayoría de estos productos cuentan con ingredientes que dependen para un efecto beneficioso que se realice entrenamiento físico.

Así, la mayoría de las fórmulas de los suplementos quemagrasas incluyen en sus fórmulas ingredientes como cafeína, extractos de plantas, minerales y vitaminas que tienen una acción combinada favorece la pérdida de tejido graso a través de diferentes mecanismos tales como:
  • Disminuye el apetito
  • Moviliza los depósitos de grasa
  • Aumenta la energía
  • Acelera el metabolismo
  • Ayuda a regular el azúcar en sangre
  • Tiene acción diurética
A pesar de las ventajas que ofrecen los quemagrasas no pueden considerarse como sustitutos de una dieta baja en calorías, equilibrada y saludable sumada a la práctica deportiva, solo sirve como un complementos que ayuda a quemar grasa, impulsar el rendimiento físico y asegurar una mayor energía.

Pero los quemagrasas no solo ayudan a quienes desean perder algunos kilos sino también es adecuada como sustancia para los deportistas que desean mejorar su rendimiento físico y capacidad de trabajo haciendo que los depósitos de grasa se disuelvan más rápidamente.

Asimismo, el efecto termogénico de los quemagrasas es el que brinda la capacidad de activar o acelerar el metabolismo y por lo tanto aumentar la temperatura corporal, todo esto se traduce después en una pérdida de grasa corporal acumulada pero siempre que se combine con dieta y entrenamiento adecuado.

El efecto supresor del apetito que presenta este tipo de producto, como la garcinia cambogia, extracto de mangostán y picolinato de cromo entre otras sustancias, pero que solo será efectivo siguiendo una dieta baja en calorías o sea reduciendo los alimentos que aporten grasas y azúcares.

En relación a los efectos lipolíticos de los quemagrasa se encuentran incluidos en los ingredientes y son los encargados de acelerar la utilización de los depósitos de grasas como fuente primordial de energía y por lo tanto de su eliminación del organismo, de ahí que se los conoce como “movilizadores de grasas” pues tienen la capacidad de generar mayor cantidad de ácidos grasos liberados para la posterior conversión en energía, siendo útiles para fomentar el rendimiento y aumentando la capacidad de trabajo.

Por último, los potenciadores insulínicos que poseen los quemagrasas tienen un papel especial dentro del metabolismo del azúcar y la insulina, permitiendo que los aminoácidos sean absorbidos a un ritmo más rápido por las celular y brindando mayor energía.
20 almendras

Consejos:
Distribuir las comidas durante el día sin dejar pasar más de cuatro horas entre cada una de ellas.
Variar los alimentos a medida que se comiencen a ver los resultados y ver la posibilidad de substituir alimento que tengan un valor nutritivo similar y crear así menús personalizados, pero siempre reemplazar por el mismo tipo de alimento, o sea frutar por frutas, carnes por otras fuentes de proteínas y beber suficiente agua durante el día.


Estancamiento en el progreso del entrenamiento


La construcción de una buena musculatura es no solo fantástico estéticamente sino también muy motivador para quien practica culturismo. Sin embargo, el estancamiento en el progreso es algo que se producirá tarde o temprano ya que el cuerpo se acostumbra al estrés que se impone con un entrenamiento fuerte.

En ocasiones el estancamiento se produce por un sobre-entrenamiento y otras por falta de nutrientes adecuados, pero en la mayoría de los casos es porque se realiza el mismo tipo de ejercicios físicos durante un largo lapso de tiempo con la falsa creencia que cuando una rutina funciona es para siempre.
La realidad indica que es necesario cambiar la rutina de entrenamiento cuando se nota que no está dando los resultados deseados o cuando el progreso se ha detenido. Durante las diferente etapas por las que pasa una rutina de entrenamiento el progreso va disminuyendo gradualmente hasta que llega a detenerse.

En cada persona este estancamiento ocurre de manera diferente ya que en algunas solo disminuyen los progresos, mientras que en otras comienza a oscilar entre aumentos y disminuciones o bien cesa el progreso hasta que se cambia de ejercicios y rutina.

Aprender a superar esta etapa de estancamiento es esencial para seguir adelante y dejar atrás la frustración que causa no ver el rendimiento a pesar de los esfuerzos realizados, siendo que en ocasiones el problema está relacionada con la cantidad de peso utilizado y en otras por las series o repeticiones de cada ejercicio.

Según los expertos la mejor forma de superar el estancamiento es analizar si la causa ha sido el sobre-entrenamiento y en ese caso lo mejor es tomar un tiempo de descanso, en tanto que otra de las causas es no escuchar a tiempo lo que el cuerpo transmite como cansancio, falta de motivación o falta de concentración.

Revisar el tipo de alimentación también ayuda a superar esta etapa, ya que es posible que se estén consumiendo menos carbohidratos de los necesarios para tener suficiente energía, algo que se subsana con solo añadir un poco más de cantidad de estos alimentos en la dieta diaria.

Una dieta poco equilibrada donde se obvian los minerales y vitaminas claves para el crecimiento muscular puede ocasionar este problema metabólico y verse reflejado en un límite en los planes de crecimiento sostenido.

Si se llega a la conclusión que no existe sobre-entrenamiento y que la dieta es la adecuada solo queda plantearse algo a nivel emociona, pues la mente ocupa un lugar importante en este tipo de realizaciones, estar poco enfocado en obtener resultados puede ser la clave para el estancamiento, que tiene que ver con la mente y la falta de motivación.

Estar en una etapa de estancamiento no debe ser una preocupación para el atleta ya que es posible superar los obstáculos después de determinar el motivo que la ha instalado.
Algunas soluciones para superar el estancamiento:

Controlar la dieta y asegurarse que tiene buena cantidad de proteínas.
Cambiar la rutina cada 3 o 4 semanas pero siempre variando las repeticiones, tiempos de descanso, además de cambiar de ejercicios cada dos sesiones de entrenamiento.
Hacer ciclos de entrenamiento intercalando algunos muy intensos y otros con intensidad moderada además de realizar una semana de entrenamiento ligero cada siete días de ejercicios de alta intensidad.
Variar las series de entrenamiento y entrenar cada grupo muscular una vez por semana.

Fuente puntofape.com